Arturo Vidal de Barcelona llega al campo de entrenamiento del club con una máscara y guantes para una prueba de coronavirus

El presidente de la Liga, Javier Tebas, espera que la élite española se reanude el 12 de junio y dice que las pruebas de coronavirus significarán un riesgo «prácticamente cero» para los jugadores durante los partidos.

La liga dijo el domingo que cinco jugadores habían dado positivo por el virus en las dos principales divisiones españolas.

La Liga comenzó a evaluar a los jugadores la semana pasada, ya que planea reanudar el entrenamiento y jugar a puerta cerrada.

«Me gustaria [the restart date] 12 de junio «, dijo Tebas a Movistar.

«Pero tenemos que tener cuidado. Esto dependerá de muchos factores, como un posible aumento de infecciones, factores que no dependen del fútbol sino de la sociedad española.

«El riesgo durante los partidos será cero, o casi cero, porque los jugadores serán evaluados, con solo un 5% de fallas posibles, 24 horas antes».

Tebas agregó que la segunda división española se reanudaría al mismo tiempo y que las competiciones nacionales deberían estar terminadas para el 31 de julio, las competiciones europeas finalizarían en agosto.

El español dijo que se utilizarían alternativas de transmisión «interesantes y revolucionarias» ya que no habrá fanáticos en los partidos y que habrá «fútbol todos los días» una vez que se reinicie la liga.

Varios clubes, incluido el Barcelona, ​​comenzaron la formación individual la semana pasada.

Los cinco jugadores anónimos que dieron positivo son asintomáticos y aislados.

Continuarán siendo evaluados y no podrán reanudar el entrenamiento hasta después de devolver dos resultados negativos consecutivos.

Tebas dijo que se esperan «entre 25 y 30 casos positivos», y agregó que cinco pruebas positivas son «buenas noticias para la industria del fútbol».

El capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, agregó: «Los jugadores y el fútbol pueden ayudar a que la economía vuelva a funcionar, para salir de situaciones complicadas».

«El fútbol es secundario en este momento, pero puede ser una distracción para las personas que sufren».

España fue uno de los países más afectados en Europa, con 26,621 muertes y 264,663 infecciones al 11 de mayo.