Puse mi alfombra peluda en el baño para lavarla y desearía no haberlo hecho nunca. Lo que salió hizo que se me revolviera el estómago.

Una madre advirtió a otros padres que no compraran alfombras peludas después de que ella decidiera...

Lee mas